13 Fallos que hacen que tu casa nno se vea ordenada

Pequeños gestos que haces sin darte cuenta y que no ayudan a la organización. Te los enumeramos para que seas consciente de ellos y puedas resolverlos

1.

LLEGAR A CASA, SOLTAR Y NO GUARDAR EN SU SITIO

Estás deseando llegar a casa y te descuidas nada más abrir la puerta. Un fallo que hace que tu casa no se vea ordenada tiene su origen aquí, en el recibidor. Llegas cansado, suelta lo que traes y ahí se queda. Debes acostumbrarte a descalzarte, soltar pero a continuación devolver cada cosa a su sitio.

2.

NO ORGANIZAR TU ESPACIO DE TRABAJO

Tu escritorio debe quedar al final de la jornada listo para afrontar un nuevo día desde cero. Y para ello debes colocar la mesa: fuera notas que hayas tomado y que ya estén resueltas, lápices a su bote, papeles pendientes apilados… un fallo que hará que tu casa no se vea ordenada es descuidar el lugar en el que trabajas. ¡Remédialo cada día! Solo te llevará un par de minutos.

3.

NO HACER LA CAMA A DIARIO

No sirve esa excusa de que como la cama se deshace cada noche, para qué hacerla. Tu casa no se verá ordenada nunca si no haces la cama a diario. Acostúmbrate a no salir de casa sin hacerla. Lo más cómodo para que no te dé pereza es optar por una colcha ligera o un nórdico que solo sea estirar y quede listo (sin remeter, sin plaids, sin demasiados cojines…).

DEJAR LOS COJINES DESORDENADOS EN EL SOFÁ

Si te levantas del sofá para ir a otro sitio, hacer una tarea nueva o salir de casa, coloca los cojines en su sitio. Se trata de que el sofá se vea ordenado, los cojines del respaldo estirados (igual que las fundas) y los decorativos, colocados. Sin obsesionarse pero este pequeño gesto hará que tu salón se vea ordenado nada más entrar.

¿TU ENCIMERA ES UN REFLEJO DEL CAOS?

Pues es un fallo que hará que tu casa nunca se vea ordenada. Mantén la encimera despejada, solo con lo imprescindible (la cafetera que usas a diario y poco más). Si eres de los que se deja arrastrar fácilmente por la desorganización, es preferible que evites tentaciones. En la cocina: todo guardado en cajones mejor que a la vista en la encimera. ¡Guarda!

MIGAS Y OTROS SIN RECOGER

Sé exhaustivo: recoge en cuanto manches. Un poco de arroz que se cae en el cajón, sal en el mueble, migas en la encimera o en el suelo, cualquier mancha de café en la encimera… no lo dejes para luego. Es un fallo que hará que tu casa no se vea ordenada (ni limpia), “aparcarlo” para después. El gran aliado en la cocina es un pequeño aspirador de mano siempre cargado. No harás pereza.

DEJAR LOS PLATOS SUCIOS EN EL FREGADERO

Nada más terminar de cocinar o de comer o cenar, no dejes los platos sucios en la pila. Mételos en el lavavajillas. Evitarás olores, el ruido visual, que los restos de comida se queden resecos en el plato… Te llevará 5 minutos el recoger la cocina. Lo mejor para perezosos en este sentido es que todo el menaje que tengas sea apto para lavar en lavavajillas.

FALLO: DEJAR LAS PUERTAS DE LOS ARMARIOS ABIERTAS

Sobre todo ocurre con las puertas correderas. Es fácil despistarse y no cerrarlas. Un fallo que hará que tu casa no se vea ordenada es dejar a la vista el interior de los armarios y muebles. De ahí, que para los que sucumben al desorden, sean mejores las puertas ciegas y módulos cerrados. Así que, cierra las puertas siempre.

PERCHEROS CON DEMASIADAS PRENDAS

Los percheros son para dejar los abrigos, la ropa del día para que se airee o preparar lo que te pondrás al siguiente. Pero no son un armario ni un lugar donde acumular prenda sobre prenda. Los percheros son un foco de desorganización. De ahí que debas evitarlos si quieres que tu casa se vea ordenada y estés aprendiendo a adquirir los hábitos de las personas ordenadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba