Antes y después ; El increíble cambio de un baño

Mover 25 cm un tabique y revestimientos de paredes y suelo nuevos fue un cambio completo en este cuarto de baño. Pasó de ser un desastre a ser funcional, luminoso y cuidando hasta los mínimos detalles.

A veces, un cambio mínimo supone toda una revolución. Este fue el caso del proyecto de reforma de este cuarto de baño. Aunque 25 cm pueden no parecer mucho en una habitación, mover un tabique esa distancia fue lo justo para poder cambiar la posición de la bañera y del inodoro y encajar un lavabo más grande. La responsable de este milagro espacial es Eva, la interiorista al frente del Estudio El ático de Daniela que aunó fuerzas con la propietaria de este piso reformado para alquilar. “Más allá del evidente deterioro y maltrato que había sufrido la vivienda, se vislumbraba un claro potencial que ella había sabido ver”, explica.

Una vez habían cambiado la base, llegó el turno de los detalles. “Para tener una sensación de amplitud, elegimos materiales claros como los azulejos de Metro del baño, en blanco, contrastando con baldosas cerámicas de inspiración hidráulica”, apunta Eva. También fue importante aprovechar cada hueco libre, como el que se encontraba en la ducha que ahora acoge unas estanterías muy útiles para guardar productos de belleza. Un claro ejemplo de que, en los espacio pequeños, cada centímetro cuenta.

LA DUCHA ANTES

LA DUCHA DESPUÉS

Tan solo se desplazó 25cm un tabique, pero fue toda una revolución en la reforma de este baño. La ducha se giró, dejando hueco para trasladar el inodoro. Azulejo a media altura en la pared y suelo de estilo hidráulico.

Se aprovechó un hueco en la pared para colocar unas estanterías para los productos de baño.

EL LAVABO ANTES

EL LAVABO DESPUÉS

También se pudo instalar un lavabo más grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba