La reforma de un baño pequeño

Cuando veas como ha quedado la reforma de este pequeño baño, vas a desear reformar el tuyo.

Con el paso del tiempo los baños necesitan alguna reforma, en el caso de este baño la reforma ha sido completa: se han cambiado las baldosas del suelo por gresite, se han retirado los espejos de la pared de la bañera y se revestido con el mismo gresite que el del suelo, el resto de paredes se les ha quitado los azulejos, se les ha dado un diseño de marcos y se han pintado en blanco roto; los sanitarios también han sido sustituidos. El resultado es un baño luminoso y relajante, pequeño pero encantador.

El baño antes

El baño después

En un baño pequeño es mejor optar por colores luminosos, como el blanco, pero si no quieres que quede demasiado frío, elige blancos rotos y tonos piedra o lino, como en este baño. Los azulejos o gresite si te dejan sin aliento mejor, ya que serán los grandes protagonistas.

Elige sanitarios de tamaño proporcionado a la medida del baño, eso te ayudará a ganar espacio. Y no olvides los detalles y los toques de color, que le darán personalidad y harán que te enamores del resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba