Reforma integral del baño

REFORMA INTEGRAL: BAÑO ZEN

Con el uso y el paso del tiempo hay que hacer reformas en el baño o en cualquier estancia de la casa que van deteriorándose poco a poco, sobre todo aquellas que se utilicen mucho. Renovar el mobiliario y pintar las paredes es la clase de reforma que más se suele hacer pero en ocasiones hay que emplearse a fondo y darle una vida nueva al baño.

En esta ocasión se ha requerido de cierta obra al  sustituir la bañera por la ducha.

El suelo se ha cambiado por un suelo laminado y por la pintura de los azulejos como claves para reducir costes, tiempo de ejecución y el desescombro de alicatados.

Se ha eliminado el bidé por lo que el baño gana espacio. Se mantiene la misma distribución de las instalaciones. A esto también contribuye la nueva mampara transparente en lugar de la antigua cortina de ducha.

El baño antes

El estado anterior del baño no invitaba para nada a relajarse ni a disfrutar de él. El baño contaba con las mismas baldosas ocres y en mal estado para las paredes y el suelo. El lavabo situado al fondo era un modelo de pedestal antiguo y nada funcional. Una iluminación pobre y el color del techo morado empequeñecían el baño.

El baño después

La transformación de este baño siguió el criterio y los gustos de su dueña que eligió el rosa para crear un espacio personal, luminoso y perfecto para relajarse.

Se ha cambiado la bañera por una ducha con un plato de obra en un tono gris pizarra, que encaja a la perfectamente con el diseño del nuevo suelo del cuarto de baño.

Las paredes se han pintado los azulejos ocres con pintura blanca y rosa empolvado (en la pared del fondo) que aclaran y suavizan el espacio.

El nuevo lavabo sobre el mueble de dos cajones luce como se merece en la pared del fondo.

El uso del color blanco en las nuevas griferías del baño y ducha potencian la sensación luminosa del baño, aportando el toque de máxima tendencia. Por último, destacamos la apuesta por pintar la puerta del baño en el mismo tono rosa empolvado que la pared.

El resultado final es el de baño nuevo en el que, ahora sí, apetece disfrutar de forma relajada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba