Reformar un baño grande

Tener una baño grande puede ser una ventaja o no serlo. Porque cuando necesita reformas tiene más trabajo cambiar una estancia grande que una pequeña. Pero, no tiene por qué serlo. Hay muchos factores que juegan su papel en ello para que una obra sea más cara o más barata y para que sea más sencilla o compleja. Lo cierto es que, los baños grandes o pequeños, los cuartos de baños son una de las estancias de la casa que más sufre del desgaste.

La limpieza es fundamental en un baño pero cuando tenemos un baño viejo por mucho que limpiemos la pulcritud parece huir de nosotros. El suelo se ve gastado y las paredes también pareciendo que están sucios. El mármol desluce enseguida y los años y el uso se notan. Pero reformar es la mejor solución y sin necesidad de gastar tanto dinero como crees.

Arriba tenemos un buen ejemplo de que la luz es el mejor secreto que existe en decoración. Tan solo se trata de aplicar y llevar a cabo unas pequeñas reformas para conseguir un baño nuevo, más grande visualmente aunque el espacio en verdad es el mismo. Se ha cambiado el suelo y aplicado contraste de colores blancos y negros con formas geométricas.

La pared se ha cambiado por azulejo blanco que refleja la luminosidad convirtiéndose en espejo y llenando el espacio de vida. Se ha dado preferencia a la ventana como elemento principal del sitio y el resultado es perfecto como puedes comprobar con tus ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba