REFORMAR LA COCINA

ANTES Y DESPUÉS DE REFORMAR LA COCINA

¿Es posible reformar la cocina con un presupuesto modesto? Después de ver este antes y después no te quedará ninguna duda de que sí se puede. No te pierdas las claves para conseguir un diseño actual y práctico sin gastar mucho dinero.

Todos podemos reformar la cocina y obtener un buen resultado, lo difícil es conseguirlo sin que se dispare el presupuesto.

Como podéis ver en la imagen de arriba del antes de la cocina era muy de los años 70.

En la reforma se han realizado algunos cambios que le han dado a esta cocina un giro de 180 grados. Se ha sustituido el ventanal por uno con hojas correderas no ocupan espacio cuando están abiertas. Los armarios también se han renovado por unos de color blanco,  sencillos y sin decoraciones o acabados que puedan elevar el precio.

El revestimiento del suelo en este caso se ha colocado el mismo azulejo imitación ladrillo para la zona del salpicadero de la vitrocerámica, fregadero y en el suelo. El resto de paredes se han pintado de color azul turquesa contrastando con el anaranjado del azulejo, que además resulta más económico que el revestimiento cerámico

Se ha realizado un cambio de distribución en la zona de fregadero y cocción, ahora es mucho más lógica ya que el fregadero se ha situado al lado de la nevera para facilitar el lavado de los alimentos. Por otra parte, la zona de cocción se ha trasladado al lado de la ventana, de esta forma se facilita la evacuación de humos.

El calentador de agua queda oculto tras un mueble que hay sobre el fregadero.

En la reforma también se han eliminado los armarios de difícil acceso y la ventana dejando solo el hueco, bajo él se ha situado una barra con dos taburetes para las comidas, también se han añadido dos nuevos puntos de luz encima de la barra.

Además esta barra se extiende a la parte del salón, así se puede ampliar el número de comensales sin afectar al espacio de la cocina.

Se ha eliminado la puerta de la entrada a la cocina y así obtener espacio extra para colocar una cajonera y un armario alto.

El resulta de la reforma de esta pequeña cocina es ¡genial!. Es cierto que existen cocinas de ensueño que a todos nos gustaría tener, pero hay que ser consciente del tamaño del espacio con el que contamos para obtener buenos resultados a la hora de reformar la cocina  con un presupuesto modesto y unas dimensiones reducidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba