Comunicar en familia, recibir visita y gozar de una película son algunas de las ocasiones que se disfrutan más desde la tranquilidad de un sofá. Además, estos muebles son convenientes porque, en concordancia al modelo, mejoran la decoración de la estancia. Desde habituales hasta vanguardistas, hay uno para cada gusto.

Una alternativa versátil es el modelo Movian Scutari, un sofá cama con aptitud para dos plazas con relleno de espuma, que está utilizable para elegir en dos colores. Un modelo más tradicional es el Adec Olden, un sofá de dos plazas con tejido textil despacio de color mostaza y patas en madera con estilo escandinavo.







Ir arriba