Una COCINA después de una reforma

Cocina después de una sencilla reforma, que el blanco ha conseguido actualizar y hacer más funcional y luminosa esta ruina de cocina.

Aunque viendo las imágenes del antes y el después parezca mentira, se trata de la misma cocina. La cocina antes de la reforma, era casi una ruina: una mala elección de los materiales a la hora de diseñarla y el tiempo habían acabado pasándole factura.

Antes y después de la reforma de cocina

Antes

Después

No se hicieron grandes obras, se cambiaron los armarios y revestimientos de las paredes y suelo, “Para dar una sensación de amplitud visual, se eligieron materiales claros, azulejos XL.

Los armarios en blanco a medida, contrastando con baldosas cerámicas de diseño hidráulica” que aporta personalidad al conjunto.

El resultado final conseguido después de la reforma de la cocina es más que asombroso. El blanco ha conseguido darle luminosidad y actualizarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba